Newsletter subscribe

Editor's Choice, Elecciones, Featured, México, Nacional, periodismo, Política, Politics

Luis Videgaray, el verdadero presidente; Meade solo un títere

Posted: 29 noviembre, 2017 a las 5:39 pm   /   by   /   comments (0)

El pasado lunes 27 de noviembre, José Antonio Meade renunció a la Secretaría de Hacienda y dio a conocer su intención de registrarse como precandidato del PRI a la Presidencia de la República. De inmediato, todos los sectores de ese partido lo hicieron su precandidato, la CTM, la CNC, CNOP, los Jóvenes, las Mujeres; todos lo hicieron su gallo y con esto terminó la liturgia del Presidente sobre el “destape” o “dedazo”.
Bueno, eso hubiera estado ideal si todo hubiera sido idea y estrategia de Enrique Peña Nieto pero, la verdad, no fue así.



Desde agosto de este año, Luis Videgaray demostró que sigue siendo el que ha gobernado el país detrás de la figura presidencial y quien logra cambiar los estatutos y eliminar los candados para que un “no priista” pueda ser candidato presidencial. Desde entonces ya anunciaba que Meade, su gallo, sería el candidato del PRI, sin ser priista.
Peña por supuesto que seguía pensando en Osorio Chong o en su amigo Aurelio Nuño, pero Videgaray ya había lanzado su propuesta por encima de Peña Nieto y de los priistas y lo demostró la semana pasada cuando elogió a Meade, cuando lo volvió a destapar diciéndole al Presidente cuál era la línea.
Aunque Peña Nieto salió a decir que todos estaban despistados, que quién destaparía al tapado era él y que no nombraría al candidato por elogios, y lo dijo porque su intentona era seguir optando por Osorio o por Aurelio Nuño para lo cual Videgaray se encargó de eliminar al primero que es el más fuerte contrincante y le mandó la caballería en el Senado y en los medios de comunicación haciéndolo a un lado y demostrando otra vez quién manda y ha mandado en este país. A Peña Nieto no le quedó otra que salir a decir que sí, que el PRI sí nombra a sus candidatos por elogios, como ya lo había hecho Videgaray.
Y Luis Videgaray busca seguir siendo el hombre detrás del presidente, ya lo hizo con Enrique Peña Nieto y ahora buscará hacerlo con José Antonio Meade quién le va a deber su candidatura y posiblemente su presidencia, es decir, seguir mandando en el país sin exponerse él como persona.
Sin duda que Meade será el candidato del PRI, pero arranca abajo en las encuestas, eso es cierto. Y el problema que le ven muchos a Meade es que es una persona muy inteligente y con un vocabulario digno para nivel empresarial y para economistas, pero no es bueno para venderse con la gente, con el populacho, por algo su paso por Desarrollo Social pasó sin pena ni gloria, por lo que para muchos será difícil poder vender una imagen de un Meade más populista y que penetre entre los ciudadanos.
Pero también alguien dijo que si pudieron vender a Alfredo del Mazo en el Estado de México, un candidato frío como el hielo, cuanto más podrán vender a Meade que al menos es más alegre y sonríe.
Lo cierto es que hasta ahora quienes tienen una desventaja son los del Frente Ciudadano, porque Meade les puede arrancar votos, sobre todo si no llega a ser un panista el candidato y, aún siéndolo, puede arrancarle votos al PAN.
Pero ¿quién se encargará de quitarle y restarle votos a López Obrador?
Para ello, creo yo, le van a apostar a que Meade llegue en segundo lugar a la recta final de las elecciones y una semana antes apostarle al voto “antilopezobradorista” o “antipeje”, incluso de muchos del Frente Ciudadano y de los indecisos que no quieren a López Obrador.
Entonces la tarea más grande en esta contienda que se avecina no la tiene el PRI ni Morena. La tarea más fuerte está en manos del Frente Ciudadano, que tiene que lograr mantenerse en segundo lugar al final de la contienda, para que el voto “antipeje” sea para ellos y no para el PRI.